Para presentar la temporada otoño/invierno 2021, la firma Givenchy eligió para abrir la pasarela a Meadow Walker, la hija del fallecido actor Paul Walker. La joven de 22 años ya había hecho campañas publicitarias pero esta es la primera vez que se sube a la pasarela, de la que también participó Ella Emhoff la hijastra de Kamala Harris.

Con un lenguaje estético propio de la generación Z, impulsa una mirada en el poder de las apariencias y prepondera el valor del streetwear, en la que se muestra el lenguaje creativo de la marca, Matthew Williams. Se destacan los volúmenes excesivos en diferentes texturas, de estilo muy escenográfico. William eligió crear estilismos para una chica de 20 años que ama presumir antes sus seguidores en las redes.

La única descendiente del actor fallecido en 2013 por un accidente de tránsito, cuando perdió el control de su porsche y se estrelló contra un poste, se sintió orgullosa de transitar ese espacio y más aún cuando le dijeron que su padre estaría orgulloso de verla en ese lugar.

Meadow, que al momento de la muerte de su padre tenía tan sólo 14 años, tiene impactantes ojos verdes y cabello castaño y es una de las grandes promesas del mundo de la moda. La colección anterior de Givenchy tuvo desfilando sus creaciones a Bella Hadid y a Kendall Jenner, que despertaron la atención del mundo de la moda y ahora, con la incorporación de Meadow, el creativo redobla la apuesta.

Fuente: Caras

Pin It on Pinterest

Share This