Una criptomoneda que anualmente consume tanta electricidad como Finlandia y deja una huella de carbono comparable a la de Suiza: esto es lo que está detrás del “boom” del bitcoin. Los datos, publicados en el Índice de consumo de energía del bitcoin de Digiconomist, sitio especializado en monedas digitales, reflejan la huella ambiental que preocupa a algunos expertos y a figuras como Bill Gates, fundador de Microsoft.

En una entrevista con The New York Times, Gates aseguró que el bitcoin “utiliza más electricidad por transacción que cualquier otro método conocido por la humanidad”.

¿De cuánta energía estamos hablando? La Universidad de Cambridge también cuenta con un índice de consumo de electricidad del bitcoin que brinda la respuesta. Según sus datos, el sistema que permite el funcionamiento de la criptomoneda emplea 129,24 teravatios-hora (TWh) por año, más de lo que utiliza anualmente Argentina. La moneda virtual ya va camino a superar a Suecia en el consumo de energía.

Aunque el bitcoin sea digital, no necesariamente constituye una opción ecológica. El proceso para “extraer” estas monedas utilizando computadoras en grandes centros de información afecta directamente al medio ambiente.

Fuente: CNN

Pin It on Pinterest

Share This